Vidrieras de colores

Las vidrieras de colores cambian la luz que entra en la habitación convirtiéndola en una estancia llena de magia y colores.

En el gótico se ponían vidrieras de colores en las iglesias y catedrales. De esta manera, la iglesia se llenaba de colores y creaba un espacio extraordinario.

En aquella época había maestros artesanos que dedicaban su vida a aprender el oficio. Eran expertos en colorear el vidrio y juntarlo con plomo. Los maestros conseguían las fabulosas vidrieras de las catedrales góticas que hoy conocemos.

El concepto de la luz es abstracto y muy importante en el arte. Una buena manera de entenderlo y de ver como produce cambios es con el color.

Aplicar cartulina y papel de seda de colores:

Puedes hacer que tu habitación cambie de color de haciendo vidrieras con cartulinas y papel de seda de colores.

Hemos recortado una cartulina negra, como si fuese una ventana, y hemos pegado trozos de papel de seda de distintos tamaños y colores.

 

         

Si juegas con las formas y los colores….es más divertido!!!! Utiliza tu imaginación y no tengas miedo de aplicar colores. Todo se puede deshacer.

Los papeles se pueden sobreponer para crear colores nuevos o poner lisos.

Prueba de dibujar siluetas en la cartulina negra y de verlas a través de los colores… si quieres puedes dejar alguna enganchada.

         

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

×