Un laberinto es un espacio formado por calles y cruces, diseñado expresamente para confundir a quien accede. El laberinto se conoce desde la prehistoria.

A menudo se ha utilizado como símbolo de las dificultades del viaje, la posibilidad de perderse por el camino y el riesgo de no llegar al destino, pero también como entretenimiento.

Las dificultades que presentan y el misterio que transmiten los laberintos les hace muy apropiados para la elaboración de juegos.

En este caso, le presentamos un laberinto multicursal, de base rectangular o cuadrada, donde hay varios caminos para llegar al destino, y algunos caminos sin salida o «trampas» que te pueden obligar a volver atrás.

Tiempo de preparación de la actividad: necesitas entre 1,5-2 horas para realizar un laberinto sencillo. Si quieres hacerlo más complicado puedes estar 3-5h. Depende de la dificultad.

Dificultad: Depende del diseño que hagas del laberinto. Puede ser muy sencillo o complicado.

¿Qué aprenderás? Inteligencia espacial. Desarrollar la capacidad de procesar información en 3 dimensiones y reproducir físicamente objetos imaginados.

Precaución: con el cutter. Sobre todo lo utilizamos para preparar el material.

Edad : a partir de 6 años. La preparación del material de la actividad será realizada por un adulto.

Material:

  • Una superficie de cartón de 40 x 40 cm.
  • Deberemos cortar con cutter, muchas tiras largas de cartón, de unos 3 cm de ancho, que servirán para hacer las paredes del laberinto.
  • Tijeras
  • Pinceles -para poner la cola blanca
  • Cola blanca
  • Canica

Pasos a seguir :

1. Haz el dibujo del laberinto que te gustaría construir. Tienes que tener en cuenta que la base es cuadrada.

2. Para realizar el dibujo, debes tener en cuenta que el laberinto debe tener una entrada y una salida. Nosotros las hemos coloreado en amarillo.

3. En este laberinto, el objetivo es hacer llegar una canica desde la entrada hasta la salida haciéndola circular por el laberinto modificando la inclinación del laberinto. Esto presenta una dificultad añadida a la propia complejidad del laberinto, puesto que añade un componente de habilidad.

4. Ahora que ya tenemos el dibujo, preparamos la base del laberinto . Empezamos cortando una superficie de cartón bien plano, cuadrada, de 40 x 40

5. A continuación dibujamos la entrada y la salida del laberinto, que deben estar a dos lados adyacentes (que están muy cercanos el uno del otro) del cuadrado.

6. Las puertas están a mitad de lado y miden 4 cm. (Debemos asegurarnos de que pase bien la cana que utilizamos). Una vez dibujadas las puertas, ya podemos empezar a construir el laberinto.

Fíjate en el dibujo:

Si quieres, puedes dibujar sobre el cartón el laberinto que habías hecho sobre papel, te será más fácil poner las paredes .

7. Cortamos las tiras de cartón que hacen de pared . Las tiras de cartón que hacen de pared, las vamos cortando a la medida que nos convenga con unas tijeras y las pegamos con pegamento blanco, aplicado con un pincel, depositando el pegamento en cantidad suficiente.

Para hacer los 4 lados necesitas:

– 4 tiras de 18 cm de largo y 3 o 3,5 cm de ancho, y

– 2 tiras de 40 cm de largo y 3 o 3,5 cm de ancho

8. Pegamos las tiras . Podemos empezar enganchando las paredes del perímetro del laberinto, dejando las dos puertas descubiertas.

El pegamento blanco tarda unos minutos en secarse, pero como el cartón pesa muy poco, si tenemos cuidado podemos seguir trabajando aunque no esté seco.

TRUCO : Debemos recordar poner pegamento también en las partes laterales de las tiras donde hacen contacto con otras paredes.

TRUCO : ¿Cómo se pone la cola blanca? Para que la cola blanca se agarre bien al cartón, en vez de estirarlo es mejor ponerlo a gotitas con el pincel.

9. Hacemos el interior del laberinto. Una vez tenemos el perímetro, podemos empezar a realizar el recorrido.

Si has dibujado tu laberinto sobre cartón, te será más fácil y rápido pegar las paredes del interior.

Si diseñas el laberinto directamente, entonces debes ir enganchando las paredes a medida que lo vas creando. Esto tiene un nivel de dificultad añadido.

IMPORTANTE: Lo único que debemos tener en cuenta es mantener el grosor de las calles para permitir siempre el paso de la canica.

Hagas cómo lo hagas, piensa que el pegamento no se seca enseguida, y que podemos cambiar de opinión y cambiar de sitio alguna pared si conviene.

 

10. ¡El laberinto puede tener 2 PISOS!

El laberinto puede tener dos pisos en algunas zonas. Para subir la canica a un segundo piso, necesitaremos una rampa.

¿Cómo se hace una RAMPA?

Para hacer una rampa, nada fácil que poner una tira de cartón inclinada. El segundo piso también debe tener paredes para que la cana no caiga por donde no queremos.

TRUCO : Hay un truco que hay que tener en cuenta para que la cana pueda subir la rampa con facilidad. Debemos sacar una de las capas de un trocito de tira de cartón, y con esa capa tan fina debemos conectar la rampa con el suelo, de forma que no quede un escalonillo y la bala pueda subir suavemente.

11. Más estructuras en el piso superior: Podemos continuar añadiendo estructuras en el piso superior, como rampas o puentes.

12. Ve añadiendo estructuras. Nosotros he mandado añadiendo estructuras al laberinto y poniendo paredes…poco a poco…ha ido cogiendo forma….mira la imagen

13. Otras estructuras:

Podemos hacer paredes curvas (1), Puentes en forma de arco (2), o crear como unos puntos de control por los que debe pasar la canica antes de llegar a la salida (3). También podemos poner trampas o callejones sin salida (por ejemplo, caes por una rampa en un lugar del que no puedes salir!), etc. No hay límite a la imaginación. ¡Cuanto más compleja, más divertido!!

14. ¿CÓMO SE HACE UN PUENTE?

a. Dibuja sobre un trozo de cartón el puente que quieres poner y recórtalo:

b. Después haz una copia del puente recortado y recórtalo: Ahora ya tenemos hechas las dos paredes del puente.

c. Recorta un tira para hacer el suelo del puente: le daremos forma con las manos

d. Pon pegamento blanco y pégalo:

e. ¡Y ya puedes engancharlo al laberinto!

f. ¡Recuerda poner el trocito de cartón más delgado para que la canica pueda subir!

15. Añade puntos y agujeros . ¡El recorrido es más divertido si tiene agujeros por donde caer y puntos que sumar!

16. Puedes pintar el Laberinto: ¡Para terminar, si quieres, puede poner color a tu Laberinto! Nosotros los hemos pintado utilizando pintura tempera.

Extensión del laberinto:

Si tienes algún amigo o familiar que también quiera hacer un laberinto, puede juntar sus laberintos y hacer un mega laberinto.

Lo único que debe tener en cuenta es dónde poner la entrada y la salida.

En nuestro laberinto hay una entrada y salida, que están colocadas a dos de los lados del cuadrado. De esta forma, podemos combinar nuestro laberinto (A) con tres más (B, C y D) y realizar un superlaberinto de 80 x 80 cm donde podremos combinar los laberintos entre ellos para cambiar los recorridos

¡Mira cómo queda una vez construido este mega laberinto! Y se juega a 4 manos!!

¡en este laberinto hemos puesto un laberinto pequeño que hizo un niño de 4 años!

Valora el post