Cómo hacer una Tarjeta de cumpleaños Pop-Up

Las tarjetas Pop-up son muy resultonas por el efecto sorpresa tridimensional que tienen al abrirlas.

Puedes hacer el motivo que quieras. Nosotras hemos hecho esta tarta que sirve para felicitar los cumpleaños de tus amigos o familiares…Es bastante fácil de hacer.

¡Te sorprenderá!

Tiempo de la actividad: aproximadamente 1,5 horas

Dificultad: Fácil

Precaución: Tijeras

Edad: A partir de 6 años

Materiales:

  • Cartulina: 1 hoja de tamaño A3 42 x 29,7cm, y otra de 40 x 27,7 cm. Las cartulinas tienen que ser de colores diferentes. Una es para el exterior y otra para el interior. Cuando vayas a comprarlas, piensa que deberás pintar encima, así que no cojas colores muy oscuros, mejor si son claritos.
  • Lápiz
  • Regla
  • Tijeras
  • Goma
  • Cola de barra
  • Un trozo de papel blanco (para hacer las velas)
  • Rotuladores
  • Lápices de colores

 

 

 

Pasos a seguir para realizar una Tarjeta de cumpleaños Pop-Up:

1. Dobla las 2 cartulinas por la mitad. Nosotras hemos escogido la cartulina azul para el exterior y la amarilla para el interior.

 

 

 

2. Comprueba que una cartulina es más grande que la otra. En nuestro caso la azul mide 1 cm más por cada lado que la amarilla.

Si pones la amarilla encima de la azul, podrás comprobar que has dejado un margen.

 

 

 

3. En la cartulina amarilla vamos a dibujar la Tarta de Cumpleaños.

Siguiendo las dimensiones que ves en la foto, vamos a centrar el pastel en la hoja.

Tomamos como referencia el doble que has hecho para que sea simétrico.

Así, el piso inferior mide 16 cm de largo, debe tener 8 cm de cada lado del doble y 8 cm de alto.

El piso del medio, de 12 cm, debe tener 6 cm de cada lado y 6 cm de alto. Quita 1 cm de cada lado para dibujarlo.

El último piso de 8 cm, tendrá 4 cm por lado y 4 cm de alto.

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Ahora que ya tienes hecha la estructura, decora el pastel y la tarjeta a tu gusto. Puedes hacerlos con rotuladores, lápices, ceras, washi-tape…cualquier cosa que te apetezca usar.

 

 

 

5. Dobla la tarjeta y recorta los pisos de la tarta, SOLO los horizontales.

Así:

 

 

 

6. Da la vuelta a la cartulina y ábrela. Ahora tienes que ayudar con las manos a que salgan los pisos hacia delante. Marca los dobles de las líneas verticales con las manos. Fíjate en la imagen:

 

 

 

7. Ha de quedar así por detrás para que haga el efecto Pop-Up:

 

 

 

8. Por delante, también puedes ver el efecto tridimensional, mira las fotos:

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9. Coge el papel blanco y recorta tiras de papel para hacer las velas del pastel.

Puedes hacerlas más o menos anchas o largas, y decorarlas a tu gusto.

¡Haz tantas velas como quieras poner en el pastel!

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10. Ponemos cola en la parte de delante de las velas y las enganchamos por detrás.

 

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11. Dobla la cartulina y pégala sobre la cartulina azul. Fíjate como la parte del pastel no se pega, sino no haría el efecto Pop-Up. Te quedará así:

 

 

 

12. ¡Ya puedes abrirlo! ¡¡Y verás el efecto Pop-Up!! Ahora puedes seguir decorando la tarjeta y completándola

 

 

 

13. ¡Y no te olvides de decorar también la portada!

 

…………………………………………………………………………Aquí puedes ver la decoración de David de la portada

 

Más cosas acerca del Pop-Up:

Las tarjetas Pop-Up son una derivación de los Libros Pop-Up.

¿Has visto alguna vez un libro Pop-Up? Hay varios artistas que solo se dedican a este arte. Alguno de ellos son: Robert Sabuda, Matthew Reinhart o David A. Carter. Te recomiendo mucho que visites sus páginas webs y fliparás.

Pero antes de los libros Pop-up….¿Sabes cuándo apareció por primera vez la idea de que algo se mueva en un libro?

Apareció en los libros religiosos, con las Volvelles. ¿qué es una Volvelle? Es un disco de papel que gira dentro del libro. Las primeras Volvelles se usaban para hacer cálculos o para adivinar cosas.

El primero en usar el Volvelle fue un monje benedictino en el año 1250 d.C.

Poco después, en 1306, Ramon Llull usó este sistema para ilustrar sus teorías en libros de astrología.

 

 

 

Las volvelles se siguieron usando durante siglos. Esta que aparece en la imagen es del s. XV.

En la mayoría de casos, las ilustraciones eran con fines académicos o científicos. Los médicos también los usaron mucho para ilustrar imágenes del cuerpo humano y las diferentes capas de este.

A partir del s.XVII, es cuando se empezaron a hacer libros para entretener, sobretodo se hicieron libros para niños.

¿Te atreves a hacer una Volvelle o otra tarjeta Pop-up? Envianos tus fotos y las publicaremos